Inicio  ·  Aviso legal  ·  Accesibilidad  ·  XHTML 1.0  ·  CSS 2.1  ·    · 
      
 
 
Compartir en facebook

Flora


Alfurí de Dalt es una finca con una diversidad de flora, comunidades vegetales y hábitats muy elevada que va variando a lo largo del territorio según el sustrato geológico, la influencia del mar y los vientos y la acción humana. La distribución de la flora mas destacada según las diferentes áreas es la siguiente:
 

  • Zona costera y litoral:
    • Costa y litoral rocosos. Entre la vegetación tenemos como protagonistas principales:
      • Acantilados litorales con Crithmum maritimum y lavandas de mar. Este hábitat, caracterizado en la zona por la asociación Limonietum caprariensis, ocupa la parte de los acantilados situada en la primera línea costera, con topografías abruptas o verticales y con influencia máxima de los vientos, las salpicaduras y aerosoles marinos. La vegetación es una formación rupícola abierta, dominada casi siempre por el hinojo marino (Crithmum maritimum), al que acompañan diversas especies del género Limonium (lavandas de mar), generalmente endemismos de distribución muy restringida (Limonium minutum, L. minoricense, L. saxicola y L. tamarindanum).
      • Comunidad costera dominada por pequeños arbustos espinosos, densos y acolchados de hojas reducidas ("socarrells") sometida de manera permanente a los vientos marinos cargados de sal. Suele definir un espacio que se ubica como segunda línea de vegetación, por detrás de la asociación Limonietum caprariensis de primera línea costera.
      • Se trata de una comunidad dominada por caméfitos pulviniformes y espinescentes, en general separados entre sí por espacios vacíos, que en la zona de Cala Pilar y su entorno presenta dos de sus asociaciones características, Launaeetum cervicornis (más escasa) y Santolino magonicae -Anthyllidetum hystricis (más abundante), entre otros, con especies como, el socarrell (Launaea cervicornis), el socarrell gros (Anthyllis hystrix) (Fig. 10) y la manzanilla (Santolina chamaecyparissus subsp. Magonica). 

        20130524_122333
        Detalle de un ejemplar de socarrell gros (Anthyllis hystrix)
         
      • Maquias aerodinámicas de Phillyrea media var. rodriguezii. Formación endémica de Menorca (Aro picti-Phillyreetum rodriguezii) en la que domina el aladierno menorquín (Phillyrea media var. Rodriguezii), habitualmente acompañado por el lentisco (Pistacia lenticus) y gran variedad de endemismos. Localizada en zonas muy próximas a la costa, resulta abundante en Alfurí de Dalt donde presenta una configuración espacial caracterizada por individuos dispersos fuertemente aerodinámicos de Phillyrea alternados con ejemplares de socarrells y de especies propias de entornos arenosos y de formaciones forestales habituales en el interior de la isla, situándose como comunidad permanente entre el litoral rocoso y las comunidades arbustivas más densas del interior.
      • Otras formaciones fragmentarias o de pequeño tamaño en estos entornos de la finca:
        1. Comunidades costeras de Anthemis maritima, lechetrezna (Euphorbia pithyusa) y siemprevivas (Helichrysum stoechas). Este tipo de formaciones, que se desarrollan en taludes y terrenos planos costeros sometidos a una fuerte influencia del viento marino, resultan muy puntuales y fragmentarias en el entorno costero de Alfurí a pesar de la abundancia de Anthemis maritima en la zona como acompañante de otras comunidades vegetales.
        2. Maquias con abundancia de lentisco (Pistacia lentiscus) de zonas marítimas cálidas. Situadas usualmente como espacio de transición entre las comunidades de aladierno menorquín (Phillyrea media var. rodriguezii) y las formaciones arbustivas interiores, suelen presentar una morfología fuertemente aerodinámica con presencia de matorrales xerófilos en los habituales claros. En este caso aparece muy mezclada con formaciones circundantes.
        3. 3. Rocas calcáreas con vegetación casmofítica. Rocas con recubiertos de plantas dispersas, pequeñas o medianas, que enraizan en las grietas, y que suelen presentar un número elevado de endemismos (dedalera Digitalis minor), o Micromeria filiformis, etc.
    • Zonas húmedas y áreas salinas y salobres. Las formaciones vegetales de mayor importancia son:
      • Comunidades de Lavandas de mar (Limonium sp.), de suelos salinos, muy secos en verano. Formaciones costeras y de los bordes de las depresiones salinas, ricas en plantas perennes sobre suelos temporalmente húmedos e influenciados, pero no inundados por el agua salina expuestos a una desecación estival extrema, que provoca la formación de eflorescencias salinas. Dominan las especies del género Limonium (lavandas de mar) con elevada presencia de endemismos. Presenta una fisonomía de matorral bajo y abierto. En este tipo de ambientes de la finca podemos encontrar especies que toleran muy bien los procesos alternativos de humectación-desecación pertenecientes fundamentalmente a las asociaciones Artemisio gallicae-Staticetum virgatae y Frankenio pulverulentae-Limonietum grosii, entre las que destacan Limonium campanyonis, Artemisia caerulescens subsp. gallica o Limonium virgatum
      • Otras formaciones fragmentarias o de pequeño tamaño en estos entornos de la finca:
        1. Prados dominados por juncia bastorda (Schoenus nigricans) de suelos salinos poco húmedos. Prados de densidad variable pertenecientes a la alianza Plantaginion crassifoliae dominados por Schoenus nigricans. Esta formación se encuentra de forma muy puntual y residual en la zona solapándose e intercalándose con otras formaciones vegetales características de este tipo de ambientes de la segunda línea costera de vegetación.
        2. Formaciones arborescentes de tamarindos. Este tipo de formaciones aparecen en la finca bajo la asociación Tamaricetum gallicae, encontrándose en zonas muy concretas del entorno litoral de Cala Pilar. Se trata de una vegetación boscosa usualmente de porte pequeño donde predomina Tamarix africana.
        3. Comunidades de fuentes y bordes de arroyos con presencia de recortes de la asociación Apietum nodiflora y especies como la berraza (Apium nodiflorum), el pamplinas de agua (Samolus valerandi), el junco basto (Scirpoides holoschoenus ) o la culantrillo (Adiantum capillus-veneris) sobre suelos y paredes húmedas adyacentes.
    • Zonas arenosas y sistemas dunares. Como formaciones vegetales más importantes tenemos:
      • Comunidades de terófitos nitrófilos de las playas arenosas. Comunidades vegetales desarrolladas en sustratos arenosos o arenoso arcilloso pero bien drenados, más raramente sobre gravas con matriz arenosa, siempre ricos en materia orgánica procedente de los restos que el oleaje deposita en el límite superior de la playa. Estos sustratos son colonizados por plantas nitrófilas y tolerantes a las altas concentraciones de sales, a la movilidad del sustrato, viento, insolación ... Son comunidades vegetales de carácter migratorio que en Cala Pilar se encuentran integradas por especies pioneras de ciclo anual de las asociaciones Salsola kali-Cakiletum aegyptiacae y Hypochoerido radicatae-Glaucietum flavio como: Chamaesyce peplis, barrilla pinchosa (Salsola kali), correguela de mar (Polygonum maritimum), oruga marítima (Cakile maritima), adomidera marina (Glaucium flavum), Suaeda spicata y otras especies nitrohalófilas.
      • Dunas embrionarias, con comunidades de Elymus farctus de las playas arenosas. Acumulaciones arenosas incipientes de poca altura que representan los primeros estadios de construcción dunar. Presentan vegetación abierta, constituida principalmente por gramíneas dotadas de extensos rizomas superficiales como el lastón de mar (Elymus farctus), característico de la asociación vegetal de baja cobertura Cyper mucronata-Agropyretum juncea. Especies acompañantes son la azucena marítima (Pancratium maritimum), la campanilla de las dunas (Calystegia soldanella), etc. En esta zona destaca la presencia de Echinophora spinosa, una especie muy rara en Menorca.
      • Dunas estabilizadas con comunidades de (Scrophularia canina subsp. ramosissima). Matorral bajo semi-abierto, dominado por camèfits con penetración de plantas anuales que se instala sobre sustrato arenoso semiestabilitzat por detrás de los primeros cordones dunares (detrás de las dunas) o entre la vegetación de duna en movimiento. Se puede presentar también en acumulaciones arenosas sobre roquedos litorales formando manchas aisladas en medio de la vegetación halófila.
      • Son cordones dunares más o menos fijados y estables, en los que es posible un desarrollo edáfico incipiente, pero en los que la evolución hacia una vegetación arbustiva alta o arbórea. Se ve impedida por la influencia del viento marino y por la pobreza generalizada de los suelos arenosos. En Cala Pilar se encuentra representada por la asociación Ononido crispae-Scrophularietum minoricensis, característica de los arenales de dunas de la mitad norte de la isla, entre otros, con especies como, cuernecillo de mar (Lotus cytisoides), (Scrophularia canina subsp. ramosissima) o (Ononis crispa).
      • Dunas colonizadas por marinas. Dunas con poblamientos poco densos de plantas xerófilas de altura y densidades diversas con dominio de la asociación Teucrio dunensis-Thymelaeetum velutinae y especies características como la estepa menorquina (Cistus creticus), torvisco blanco (Thymelaea velutina) o la lengua de pardillo (Teucrium capitatum subsp. majoricum). En Cala Pilar suelen aparecer como acompañantes especies propias de otras comunidades del entorno, algunas que han sido descritas recientemente y otras endémicas como el socarrell gros (Anthyllis hystrix), que destaca por su abundancia.

        MG_0361
        Ejemplar de torvisco blanco (Thymelaea velutina) en Cala Pilar.
         
      • Dunas litorales colonizadas por bosques de Pinus halepensis. Pinar de pino carrasco (Pinus halepensis) de influencia litoral que se asienta sobre una zona de dunas fijadas en la zona posterior de Cala Pilar. La formación vegetal, correspondiente a la asociación Junipero turbinatae-Pinetum halepensis, presenta algunos ejemplares de pino de grandes dimensiones y un sotobosque de desarrollo muy variable, pero en general con abundancia de especies leñosas como la sabina (Juniperus phoenicea subsp. turbinata) , el aladierno (Phillyrea media) y el lentisco (Pistacia lentiscus), y otros que aparecen de forma más dispersa (labiernaga blanco (Phillyrea angustifolia), mirto (Myrtus communis), etc). El recubrimiento arbóreo puede variar desde una distribución compacta y casi continua hasta una más dispersa y discontinua con claros y huecos donde se integran formas transicionales de las comunidades vegetales de los alrededores, entre ellas las formaciones arborescentes de encina (Quercus ilex).
      • Otras formaciones fragmentarias o de pequeño tamaño en estos entornos de la finca:
        1. Prados secos mediterráneos con terófitos sobre dunas y terrenos arenosos marítimos. Prados ricos en plantas anuales como Brachypodion distachyon, acedera de lagarto (Rumex bucephalophorus), el linillo (Linum strictum), cola de liebre (Lagurus ovatus) o Hypochoeris achyrophorus, acompañadas de plantas propias de los arenales litorales. Se trata de prados secos de comunidades mediterráneas de suelos delgados calcáreos del orden Brachypodietalia distachyi, que se encuentran sobre dunas fijadas (dunas grises o terciarias). Esta naturaleza arenosa de los suelos hace que aparezcan plantas adaptadas a este tipo de sustrato. El recubrimiento herbáceo no suele ser muy elevado, ni siquiera en la época de máximo desarrollo vegetativo (primavera), de manera que quedan siempre espacios vacíos.
    • Flora de la zona costera y litoral de Alfurí de Arriba de interés por su rareza, endemicidad o nivel de protección. Algunas de las principales especies son: Anthyllis hystrix, Arum pictum subsp. sagittifolium, Astragalus balearicus, Bellium bellidioides, Crithmum maritimum, Crocus cambessedesii, Digitalis minor, Echinophora spinosa, Euphorbia maresii subsp. maresii, Launaea cervicornis, Limonium companyonis, Limonium minoricense, Limonium minutum, Limonium Saxicola, Limonium tamarindanum, Lotus tetraphyllus, Malcolm ramosissima, Micromeria filiformis, Ononis crispa, Pancratium maritimum, Phillyrea media var. rodriguezii, Polycarpon polycarpoides subsp. colomense, Polycarpon dunense, Santolina chamaecyparissus subsp. Magonica, Scrophularia canina subsp. ramosissima, Senecio rodriguezii, Sonchus montanus, Tamarix africana, Teucrium capitatum subsp. majoricum, Teucrium subspinosum, Thymelaea velutina.

       
  • Zona interior:
     
    • Bosques y matorrales. Entre la vegetación tenemos como protagonistas principales:
      • Encinar sobre dunas. Bosque centenario de encinas de la asociación Cyclamini balearica-Quercetum ilicis establecido sobre un sistema dunar estabilizado de gran extensión (uno de los más grandes de Menorca). En esta espectacular formación vegetal sobre arenas resultan muy comunes como acompañantes de las características encinas especies como, entre otros, la estepa menorquina (Cistus creticus), el lentisco (Pistacia lentiscus) o la flámula (Clematis flammula), estando también presentes aunque en menor número otras como la siempreviva (Helichrysum stoechas) la jaguarzo morisco (Cistus salviifolius), la jaguarzo negro (Cistus monspeliensis), el rusco (Ruscus aculeatus), el madroño (Arbutus unedo) , el aladierno (Rhamnus alaternus), el labiernago (Phillyrea media), el brezo de invierno (Erica multiflora), el romero (Rosmarinus officinalis), el acebuche (Olea europaea var. sylvestris) o el pino carrasco (Pinus halepensis).
      • Encinar silicícola. Sobre las zonas silíceas con suelos profundos y bien estructurados del interior de Alfurí de Dalt aparecen este tipo de formaciones vegetales. El encinar silicícola maduro es un bosque denso y sombrío que suele estar estructurado en cuatro estratos diferentes, formando una franja arbórea compacta de 10-12 m de altura con un interior muy húmedo ocupado por un sotobosque diverso y a menudo bien desarrollado en el que predominan las especies esclerófilas. Resultan especialmente frecuentes las lianas que, por medios diversos (tallos volubles, zarcillos, aguijones ...), trepan sobre los arbustos o sobre las mismas encinas en busca de la luz del sol. En el estrato herbáceo están presentes algunos geófitos como el Cyclamen balearicum o la candileja (Arisarum vulgare). La elevada humedad que suele caracterizar el interior de este tipo de masas boscosas favorece que los hongos, líquenes y briófitos adopten una importancia especial.
      • Maquias de acebuche (Olea europaea var. sylvestris) arborescentes. Formaciones esclerófilas de porte arbóreo (> 1,5m) de la asociación Prasio Majoris-Oleetum sylvestris donde el acebuche domina el estrato arbóreo y que pueden presentarse acompañadas por una gran variedad de especies. Al sur de la finca este tipo de comunidad vegetal aparece formando un interesante mosaico agroforestal con campos de cultivo y campos de pasto, en forma de bosquetes o, más frecuentemente, en disposición lineal en los márgenes de caminos y cultivos.
      • Marinas de jaras y brezos sobre terrenos silíceos. Este hábitat se presenta en Alfurí de Dalt como una formación arbustiva densa y alta (a menudo de 2-3 m) de las asociaciones Ampelodesma mauritanicae-Ericetum scopariae y Phillyrea rodriguezii-Arbutetum unedonis, definidas por las poblaciones de brezo blanco (Erica arborea) y brezo de escobas (Erica scoparia) con acompañamiento de jaguarzo morisco (Cistus salviifolius), jaguarzo negro (Cistus monspeliensis), madroño (Arbutus unedo), lentisco (Pistacia lentiscus), habiernago (Phillyrea media) o mirto (Myrtus communis). A menudo se mezclan con el brezo y sus acompañantes arbustos o arbolitos esclerófilos, o bien hay un estrato superior claro (de encina o de pinos). El carrizo (Ampelodesmos mauritanica) también es abundante. Se trata de una comunidad secundaria surgida a raíz de la degradación del encinar silicícola.
      • Otros marinas. Como consecuencia directa del incendio de 2006 aparecen en la finca extensiones notables de dos tipos de marinas diferentes, brolles o garrigues invadidas por carrizo (Ampelodesmos mauritanica) y las marinas dominadas por aulagas (Calicotome spinosa y C. infesta) funcionando en ambos casos como estadios tempranos de regeneración de la vegetación leñosa y forestal de la zona.

        IMG_20151007_133334
        Marinas con abundancia de carrizo y aulaga en la zona afectada por el incendio de 2006

         
      • Otras formaciones fragmentarias o de pequeño tamaño en estos entornos de la finca:
        1. Comunidades de Isoetes sobre suelos arenosos silíceos. Comunidad de terófitos rica en especies características normalmente poco frecuentes de la asociación Isoetetum durieui. Aparece en suelos húmedos de terrenos silíceos, muchas veces dentro de las marinas silicícolas sobre suelos arenosos, sobre todo allí donde se hacen pequeñas claros. En los entornos de este tipo de lugares de Alfurí de Dalt suelen aparecer igualmente orquídeas endémicas de gran belleza como las lenguas (Serapias nurrica).
        2. Pinares de pino marítimo (Pinus pinaster) con sotobosque de matorrales acidófilos. Formación vegetal situada en la vecina finca de Binideufà pero muy cerca de Alfurí, donde incluso se realizó alguna repoblación y se tiene constancia de la existencia de un ejemplar. El incendio en el verano de 2006 en la localidad original de Es Milocar acabó con todos los ejemplares naturales de pino marítimo y se llevaron a cabo repoblaciones. En total, unos 40 ejemplares vivos, todos muy jóvenes, forman actualmente la población de pino marítimo de la zona.
    • Áreas rocosas y paredes. Como formaciones vegetales más importantes tenemos:
      • Rocas silíceas con vegetación rupícola. Rocas, paredes de piedra y muros (acantilados, peñas, etc.) de roca silícea que albergan comunidades vegetales de plantas que enraizan en las fisuras y grietas de la roca. El medio rocoso es restrictivo para las plantas en cuanto a disponibilidad de agua, nutrientes y oportunidades para la fijación y enraizamiento de propágulos. Las plantas crecen en cavidades y fisuras, que a veces contienen un poco de sustrato, formando comunidades de escasa cobertura. Suelen aparecer, por lo tanto, plantas de las alianzas Selaginella denticulatae-Anogrammion leptophyllae, Polypodion cámbrica, Cymbalario-Asplenion y Parietario-Galion muralis (en zonas con notable nitrificación) bien adaptadas a resistir largos episodios de sequía: helechos que son capaces de marcir- entrando en estado de vida latente, plantas con flor que acumulan agua en sus hojas suculentas, y gramíneas de afinidad tropical.
      • La variación en la composición florística y en la riqueza, siendo notablemente menores que en el caso de las rocas calcáreas, con las que puede compartir un cierto número de especies y comunidades vegetales, son también elevadas en estos sustratos como consecuencia de los mismos factores, variaciones ecológicas locales y circunstancias biogeográficas.
      • El sustrato de este hábitat está formado por rocas silíceas (esquistos, conglomerados o areniscas). El suelo que se acumula entre las piedras es delgado y neutro (lo que explica la mezcla de plantas acidófilas y calcícolas que se pueden encontrar). Algunas especies de este tipo de comunidades presentes en Alfurí de Dalt son la Asplenium balearicum, (Polypodium cambricum), la doradilla (Ceterach officinarum), Anogramma leptophylla, dedalera (Digitalis minor), oreja de cerdo (Helicodiceros muscivorus) , el aro (Arum pictum subsp. sagittifolium), etc.

        IMG_20151007_114339
        Poligodio (Polypodium cambricum) sobre pared alrededor de un encinar silicícola de la finca.

         
    • Zonas húmedas y torrentes. Los torrentes de la finca son usualmente curso de agua intermitente de régimen irregular que quedan reducidos en muchos periodos del año en tramos inconexos o pequeñas balsas aisladas alternadas con largos espacios completamente secos. El componente biótico es variable y oscilante y suele estar ligado a estas zonas con una presencia de agua más habitual y una humedad edáfica más elevada, destacando entre la vegetación la presencia del junco basto (Scirpoides holoschoenus), los setos de zarzas (Rubus ulmifolius y R. caesius), la aparición puntual de taray (Tamarix africana) y pamplinas de agua (Samolus valerandi) o culantrillo (Adiantum capillus-veneris).
    • Flora de la zona interior de Alfurí de Dalt de interés por su rareza, endemicidad o nivel de protección. Algunas de las principales especies son: Arum pictum subsp. sagittifolium, Anogramma leptophylla, Asplenium balearicum, Brimeura fastigiata, Coronilla montserratii, Cyclamen balearicum Digitalis minor, Epipactis microphylla, Exaculum pusillum, Helicodiceros muscivorus, Leucojum aestivum subsp. pulchellum, Lotus tetraphyllus, Micromeria cordata, Micromeria filiformis, Myrtus communis, Ophioglossum lusitanicum, Paeonia cambessedesii, Pallenis spinosa var. gymnesica, Pinus pinaster, Radiola linoides, Rhamnus alaternus, Romulea Assumption, Rubus caesius, Ruscus aculeatus, Serapias nurrica, Solenopsis Laurenti, Tamarix africana.




       
 
 

 
 
Reserva de la Biosfera de Menorca Consell Insular de Menorca Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  MAB
 
IME OBSAM Associació Leader Consorci de Residus Urbans i Energia de Menorca IDE Menorca Web Turisme Menorca

Agència Menorca Reserva de Biosfera - Departament de Medi Ambient i Reserva de Biosfera - Consell Insular de Menorca
Plaça Biosfera, 5 / 07703 Maó (Menorca) Illes Balears / Tel: 971 35 62 51